El muro de Berlín, símbolo de la Guerra Fría

El muro de Berlín, con su construcción y su caída, es el mejor símbolo de la Guerra Fría por ser la materialización real del Telón de Acero. Además, la partición de Alemania se convierte en el primer escenario de enfrentamiento de las dos superpotencias, EEUU y la URSS, en lo que será este particular período de tensión que comienza tras la Segunda Guerra Mundial. Y, por si éstas fueran pocas razones para llamar al muro ‘símbolo de la Guerra Fría’, la caída del muro supone el fin de la etapa bipolar que se hará definitiva y real con la desintegración de la URSS en 1991.

El pasado año EL PAÍS publicó un especial del 25º aniversario de la caída del muro(1989-2014), una completísima recopilación acerca del muro, su construcción, sus consecuencias, lo que supuso, el muro hoy en día, la cultura en torno al muro, entrevistas, crónicas, infografías sobre sus partes,… Un material muy interesante sobre el muro que simbolizó la organización antagónica del mundo.

 

Anuncios

¿Cómo comentar un mapa histórico?

Comentar un mapa, una imagen, una película,… es, en principio, más fácil que responder a las típicas preguntas con sólo texto. ¿Por qué? Porque tenemos un elemento que nos da pistas y nos ayuda a explicar un tema. Hay temas complicados, como es el caso de la Primera Guerra Mundial, que nos parecerán difíciles de afrontar, pero un mapa ya nos ofrece elementos con los que comenzar y apoyar nuestra explicación. Sin embargo, es importante saber hacer buenos comentarios y analizar bien lo que estamos viendo.

En primer lugar, hemos de observar el mapa para, con el primer golpe de vista, localizar la zona geográfica que se nos muestra y hacernos una idea del tema sobre el que debemos hablar. Los mapas siempre llevan un título, por ejemplo “Nuevo mapa europeo tras la Primera Guerra Mundial” o “Fronteras europeas después de Versalles”, esos títulos ya nos ubican perfectamente, pero en otras ocasiones el título puede que no esté porque el profesor prefiere que el alumno descubra qué mapa es. Por eso tendremos que prepararnos para identificar qué nos quiere contar el mapa sin muchas ayudas.

Una vez nos hemos ubicado (con título o sin título) tenemos que leer la leyenda. Aunque reconozcamos perfectamente el mapa y su temática, la leyenda nos ayudará a analizar el mapa correctamente y enriquecerá nuestro comentario cada vez que aludamos a ella (eso demostrará que entendemos la leyenda y sabemos interpretarla). Ya estamos listos para comenzar a escribir nuestro comentario.

El esquema de comentario no es un esquema cerrado, hay múltiples formas de hacerlo y cada profesor tiene sus preferencias y puede que cada uno dé unas pautas diferentes para comentar. Pero un punto muy importante es que marquemos la diferencia entre una pregunta de examen común y el comentario. ¿Cómo se hace esto? Haciendo, en nuestro comentario, referencias continuas al mapa.

A continuación, presento un posible esquema de un comentario sencillo de mapas, en este caso sobre el mapa que refleja los cambios territoriales en Europa tras la Primera Guerra Mundial. En verde señalo expresiones que pueden servir para hacer esas referencias al mapa (en este caso, en otros puede ser una obra de arte, un fragmento de la Constitución, etc). En cualquier comentario es importante usar conectores del discurso, algunos de los muchos posibles están también reflejados en verde.

Mapa fronteras Tratado Versalles

Fronteras europeas después del Tratado Versalles.

1. Introducción/ contexto: en este apartado debemos introducir nuestro comentario y contextualizarlo.

Se trata de un mapa político (definición de mapa políticode Europa cuyo contexto es la primera mitad del siglo XX, en concreto las primeras décadas. Durante estos años, los países europeos están completamente determinados por la Primera Guerra Mundial y sus consecuencias. Como podemos ver en la leyenda, se nos delimitan las fronteras de los países en el año 1914 y 1919, es decir, antes y después de la Primera Guerra Mundial, con el Tratado de Versalles firmado en París en 1919.

2. Análisis: es donde abordaremos la cuestión histórica propiamente dicho, la parte del tema que hemos trabajado-estudiado y que hace referencia al mapa. Es el momento en que vamos a conectar lo que sabemos sobre el tema con el mapa. Analizaremos, brevemente, las pérdidas territoriales de los países como Alemania o Rusia, territorios ganados por otros países como es el caso de Francia con Alsacia y Lorena y países nuevos surgidos de la desintegración de otros, como sucede con el Imperio Austrohúngaro.

Hay algunas expresiones y conectores que nos ayudarán a conectar con el mapa que debemos comentar y a elaborar un texto cohesionado:

Como podemos ver en el mapa, a finales y principios de la Primera Guerra Mundial existía un mapa europeo con muy distinto, los países tienen en 1919 una extensión diferente y algunos ni siquiera existían antes de la Guerra.

En lo referente a Alemania, el mapa nos muestra muy gráficamente sus diferentes pérdidas territoriales.

Con respecto al límite del imperio ruso de 1914, que vemos en color verde, podemos observar que se ha reducido considerablemente en 1919.

3. Conclusión: es el cierre, donde podemos recapitular lo anterior y aportar alguna valoración nueva o efectos que tendrá el tema que estamos comentando en etapas de la Historia posteriores, si lo conocemos. Así nuestro comentario quedará redondo, de principio a fin.

En definitiva, el Tratado de Versalles (1919) supuso una reorganización del mapa europeo tras la Primera Guerra Mundial. Además este acuerdo que castigó a los perdedores, sobre todo a Alemania, influirá en acontecimientos históricos posteriores. Alemania queda hundida y humillada tras el Tratado de Versalles. Este sentimiento de humillación y descontento social desembocarán en ganas de revancha por parte de los alemanes. Todas estas circunstancias unidas suponen el germen y una de las causas del nacimiento y triunfo del nazismo.

La Primera Guerra Mundial en el cine, las series y la publicidad

Las causas, las fases, las consecuencias,… las cifras. Son todo datos fríos que estudiamos para nuestro examen de Ciencias Socias. Pero, ¿qué hay de la realidad de una época no tan lejana? Los documentales y el cine son recursos que nos permiten acercarnos a lo que fue la Primera Guerra Mundial, y a esos rasgos que se nos escapan en los libros; el desánimo generalizado de la sociedad, el patriotismo, el desastre, las estrategias de combate, los pactos y tratados, la muerte. etc.

Existen infinidad de películas y series cuyo contexto histórico es la primera mitad del siglo XX y, por tanto, la contienda bélica se ve reflejada en sus tramas. Éste es el caso de la serie británica Downton Abbey, cuyos personajes ven sus vidas irremediablemente marcadas por el inicio de la Primera Guerra Mundial y lo que ésta supone. La serie se desarrolla fundamentalmente en ambientes propios de la clase alta inglesa, sin embargo también se retratan las vivencias de los sirvientes, cocineros,… sus pérdidas de familiares y su incertidumbre. Además como dicen en varias ocasiones algunos protagonistas, “la guerra lo cambia todo, rompe barreras.”

Hay algunas películas sobre la Primera Guerra Mundial como es el caso de la cinta de Stanley Kubrick, Senderos de gloria. Una película de 1957, no muy larga, de 80 minutos, donde además de palpar el pulso de la guerra, disfrutaremos de buenos diálogos y de la actuación de Kirk Douglas.

En el siguiente fragmento, nos adentramos en las trincheras de un regimiento del bando francés, cuya misión es tomar una colina y ganar terreno al ejército alemán.

Hay un acontecimiento muy conocido y llamativo que sucedió, ya comenzada la Guerra, durante  la Navidad de 1914. Los soldados franceses, alemanes y escoceses acuerdan un alto al fuego para celebrar la Navidad en paz. Existe una película basada en este hecho real, Joeux Noël (2005), nominada a los premios Óscar como mejor película de habla no inglesa.

La Tregua de Navidad es tan impactante por las condiciones en que se produce que es un buen tema para el cine y también para la publicidad. Éste es un anuncio que retrata lo que ocurrió aquél duro diciembre de 1914.