Reclamación, a nuestro servicio

No es poesía, no es teatro, no es música. La reclamación no es algo bello, es algo útil. Necesitamos textos estructurados que nos permitan, mediante el lenguaje, resolver problemas que nos importan. Son textos a nuestro servicio. Si se nos ha perjudicado o dañado, no valen las malas palabras y las malas formas, es más, así no conseguiremos nada de lo que queremos. Para salir de estas situaciones tenemos la reclamación, un tipo de texto formal que nos ayudará a protestar de manera educada y formal.

En clase, acordémonos, elaboramos una reclamación de alumnos a profesores por diferentes situaciones que pueden producirse en una asignatura. Aquí tenemos, importante, la definición y la estructura de la reclamación:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s